Imagen del Ministeirio del del trabajo y previsión social

Menú Principal
2 de Febrero de 2011

Evolución del empleo en Chile es analizada y valorada por autoridades españolas

El subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda,  se encuentra representando al Gobierno de Chile en una serie de actividades en España ligadas al ámbito laboral, las cuales finalizan el próximo viernes 4 de febrero.

La autoridad nacional se reunió este miércoles con la ministra del Trabajo española, María Luz Rodríguez, con quien analizó una serie de temas, como la fiscalización de las leyes laborales españolas; la implementación del Convenio 187 de la OIT; y la rápida creación de empleo en Chile.

“Los representantes del Gobierno de España se han mostrado muy interesados en conocer cómo nuestro país ha podido lograr, que durante el año 2010,  se crearan más de 400 mil nuevos empleos, una cifra que nos llena de orgullo y que está siendo reconocida internacionalmente”, señaló Baranda, quien expuso a las autoridades ibéricas los planes de empleabilidad realizados por nuestro país.
Actualmente en  España la situación del “paro”, como se llama a la cesantía, es del 20% y de un 40%, en el caso de la cesantía de los jóvenes.
Para Baranda, los encuentros con sus pares españoles han permitido compartir experiencias y conocimientos sobre los programas que, en distintas áreas que se están desarrollando por parte del Gobierno del Presidente Piñera, en torno al compromiso de crear un millón de nuevos y buenos empleos, que se traducen en empleos de calidad. Para ello, por ejemplo, se ha reforzado en Presupuestos y en Programas la responsabilidad del Servicio Nacional de Capacitación, SENCE.
“Al compartir con las autoridades del trabajo de España las experiencias sobre el SENCE, (los representantes españoles) se mostraron especialmente interesados en los programas dirigidos a entregar mayores experticias y competencias a los trabajadores en áreas libremente escogidas por ellos”, apuntó el subsecretario Baranda
El subsecretario se reunió además con el ministro de Seguridad Social hispano, Octavio Granado, con quien conversó sobre la legislación en materia de seguridad laboral, y la opción de subir la edad de jubilación en España, de 65 a 67 años.

Además de estos temas, Granado y Baranda tuvieron la oportunidad de conversar sobre la reestructuración de la Dirección del Trabajo tendiente a colaborar para una mayor empleabilidad y estabilidad de los trabajadores, para la difusión de las buenas prácticas laborales, la fiscalización del respeto a los derechos laborales y también mayor capacitación, tanto a fiscalizadores como empleadores, materia que les llamó fuertemente la atención, en especial, la política de fiscalización asistida que se ha estado desarrollando a nivel de pequeña y mediana empresa.