Imagen del Ministeirio del del trabajo y previsión social

Menú Principal
10 de Febrero de 2012

Ministro (s) Baranda encabeza fiscalización y detecta menores y extranjeros ilegales en predio agrícola

Como “vergonzoso” calificó el ministro (s) del Trabajo y Previsión Social, Bruno Baranda, que en la actualidad aún algunos empleadores utilicen trabajadores extranjeros ilegales y menores de edad en labores agrícolas, como lo detectó hoy personalmente en un predio de la Región de Coquimbo.

La autoridad llegó hasta la zona del Pan de Azúcar, junto a personal de la Dirección del Trabajo y de la Policía de Investigaciones. “No sólo había extranjeros informales sin autorización y sin visas, sino que todos los trabajadores que estaban desempeñándose ahí no tenían contrato de trabajo, no tenían las mínimos normas de higiene y seguridad“, señaló Baranda, quien además informó que fueron inmediatamente suspendidas las faenas del predio.

Durante la fiscalización, las autoridades detectaron un camión que transportaba a cerca de una veintena de trabajadores “con un alto grado de exposición y riesgo de accidentes, lo que es gravísimo, intolerable e inaceptable. Iban niños de 12, 14 y hasta 15 años, junto a otros trabajadores extranjeros y nacionales, sin autorización y sin los elementos mínimos de seguridad”, explicó el titular subrogante del Trabajo.

Para Bruno Baranda esto es “vergonzoso e imperdonable”, puesto que se expone la vida de las personas y lo más grave es la utilización de menores de edad en estas faenas, “lo que a esta altura es absolutamente impresentable”.

La autoridad fue enfática al sostener que el gobierno no va a aceptar este tipo de prácticas, puesto que “como lo ha reiterado la ministra Evelyn Matthei, el valor de las buenas relaciones, el respeto a los derechos laborales y el cumplimientos de éstos, es crucial y central “.

El ministro (S) Baranda, acompañado por autoridades regionales, también visitó el predio agrícola Cachiyuyo, que está gravemente afectado por la sequía. En la oportunidad, anunció una serie de herramientas de apoyo en materia laboral para trabajadores y agricultores aquejados por la falta de agua, y la amenaza de esta situación sobre el empleo.

Entre las medidas anunciadas por Baranda está la entrega de 900 bonos especiales para capacitación para los pequeños y medianos propietario de predios agrícolas, y 700 bonos para el trabajador activo, que tenga al menos un año de experiencia e ingresos menores a $600 mil.

“Con este tipo de programas queremos complementar las medidas fundamentales que está tomando el gobierno y el ministerio de Agricultura, para apoyar los impactos negativos de la sequía”, señaló Baranda.