Imagen del Ministeirio del del trabajo y previsión social

Menú Principal
12 de Diciembre de 2012

Subsecretario del Trabajo destaca que aumentan los contratos indefinidos y disminuyen las empresas que pagan el ingreso mínimo

Un aumento de los contratos indefinidos, que hoy abarcan al 75,5% de los trabajadores, es uno de los principales resultados arrojados por la Séptima Encuesta Laboral, ENCLA 2011, de la Dirección del Trabajo (DT).

El subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda, señaló que “la encuesta nos entrega muy buenas noticias, aunque eso no significa que no nos queden grandes desafíos. Nos muestra un aumento salarial importante en los últimos 3 años, y mayor estabilidad laboral”.

El estudio, el único de este tipo en el país, fue aplicado durante el año pasado a empleadores, dirigentes sindicales y trabajadores de 3.153 empresas de todo el país, lo que significó un aumento del 49% respecto de la sexta versión de 2008, cuando las empresas objeto de la encuesta fueron 2.113.

El constante perfeccionamiento de esta encuesta, aplicada por primera vez en 1998, se refleja en que en esta ocasión fueron incluidas nuevas temáticas, como capacitación laboral, “multirut”, indemnizaciones por años de servicio, accidentes laborales, enfermedades profesionales y fueros maternales y permisos paternos.

En la actividad, la Jefa de Estudios de la DT, Andrea Fraga, hizo una completa exposición sobre las tendencias surgidas en el mundo laboral entre 2008 y 2011. Tales resultados fueron comentados por los panelistas Guillermo Miranda (OIT), Lorenzo Constans (CPC) y Arturo Martínez (CUT).

En cuanto a los resultados, se consolidó una tendencia ya reflejada en la encuesta anterior del aumento de los contratos indefinidos, los que ahora alcanzan al 75,5% de los trabajadores, mientras que el 11,8% de ellos están contratados por obra o faena y el 11,5% a plazo fijo. Por género, el contrato indefinido femenino alcanzó al 80% y el masculino al 73%.

El sentir empresarial es positivo, demostrado con que el 18,6% y el 62,9% de los empleadores sondeados tiene una muy buena o buena expectativa del futuro de su empresa.

Asimismo, entre 2008 y 2011 bajó del 10,3% al 8,1% el porcentaje de empresas que paga el ingreso mínimo mensual. Las mayores disminuciones ocurrieron en la microempresa (-5,5%) y en la pequeña empresa (-2,6%).

Dentro de la temática salarial, son las mujeres las que mayoritariamente perciben los ingresos más bajos. Así, el 25% de ellas gana menos de 258 mil pesos brutos y el 9,2%, menos de 172 mil pesos. Siguiendo con la problemática femenina, en el 72,4% de las empresas obligadas a tener salas cuna estas efectivamente funcionan. Y respecto de participación sindical, sólo el 22,3% de los cupos directivos es ejercido por mujeres.

En el mismo plano asociativo, dentro de un escenario aún insatisfactorio, entre 2008 y 2011 crecieron del 5,8% al 7,8% las empresas con sindicatos. Estos funcionan en el 48% de las empresas grandes, en el 23% de las medianas y en el 4,5% de las pequeñas. Según los dirigentes sindicales encuestados, en el 36,9% de las empresas ha habido obstáculos para la afiliación.

En negociación colectiva, sólo el 14% de las empresas las había realizado en los últimos cinco años anteriores a la encuesta. Aunque bajo, es el porcentaje más alto detectado por la ENCLA.  En 2008 ese porcentaje era del 9,2%. En el 70,2% de las empresas con instrumentos colectivos los empleadores consultados informaron haber extendido los beneficios a trabajadores no involucrados “para mantener un buen clima laboral”.

En cuanto a los nuevos temas recogidos por la ENCLA, sólo el 3,6% de los empleadores admitió que sus empresas operan con “multirut”. En la gran empresa, ese porcentaje fue del 7,9%, seguida por la pequeña empresa, con el 4,5%.

En relaciones contractuales, poco más de la mitad de los finiquitos de contratos indefinidos dio lugar a indemnizaciones por años de servicio.

En perfeccionamiento, el 70% de las empresas ha hecho capacitación en los últimos dos años, pero en el 38,9% esto no acarreó un aumento salarial. Ello, pese a que el 67,8% de los empleadores percibió una mejoría en los desempeños de sus trabajadores.

En seguridad laboral, en un tercio de las empresas han ocurrido accidentes. Esto aumenta notoriamente en la mediana y gran empresa, posiblemente debido a su tamaño, uso de más tecnología y complejidad de sus procesos productivos.

Finalmente, respecto de la maternidad, el 7,3% de las trabajadoras encuestadas gozaba o había gozado del fuero maternal en los 12 meses anteriores a la encuesta. El 2,5% de los trabajadores hizo uso del permiso de cinco días por nacimiento de un hijo.