Imagen del Ministeirio del del trabajo y previsión social

Menú Principal
29 de Noviembre de 2013

Subsecretario del Trabajo premió a 40 empresas destacadas por sus buenas prácticas laborales

Inserto en la estrategia de Diálogo Social, junto con las Mesas de Trabajo y los Consejos Tripartitos Regionles de Usuarios, se creó en 2010 el programa “Buenas Prácticas Laborales”, que tiene como objeto dar asistencia técnica a empleadores y trabajadores para elevar el auto cumplimiento de los estándares laborales, previsionales, de seguridad y salud al interior de las empresas, además de promover el mejoramiento de las relaciones laborales.

Por cuarto año consecutivo, se acreditó a empresas que destacaron en esta materia. El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, asistió a la ceremonia para entregar los reconocimientos: “Como Gobierno valoramos enormemente a aquellas empresas que se esfuerzan por fortalecer el diálogo entre trabajadores y empleadores, de modo de crear relaciones laborales armoniosas y que mejoren el clima laboral interno. La caricatura del empleador que doblega al trabajador poco a poco ha ido abandonando la visión de nuestra sociedad, para dar paso más bien a un concepto de trabajo colaborativo”, enfatizó la autoridad.

El programa está destinado a las micro, pequeñas y medianas empresas, en el marco de la estrategia de la OIT con miras al “empleo decente”. El requisito para postular es que la empresa tenga entre 1 y 199 trabajadores, contar con sindicato o con un representante de los trabajadores, no tener sanciones ejecutoriadas por infracciones a la normativa laboral, previsional, de salud y de seguridad laboral en los últimos seis meses, no estar con procesos de fiscalización pendientes y no tener reclamos pendientes.

El funcionamiento se basa en una asesoría de la Dirección del Trabajo durante un período de 60 días corridos, dirigida a empleadores y trabajadores, desde el momento en que ambas partes firman un acta que consigna las infracciones detectadas. Asimismo, se les enseña cómo promover el diálogo social y establecer relaciones laborales colaborativas. Una vez terminado el plazo fijado, la empresa debe demostrar que corrigió las falencias que hayan sido detectadas en una primera instancia.

 

Beneficios de la acreditación

Más allá del reconocimiento del Ministerio del Trabajo y Previsión Social y de la Dirección del Trabajo, las empresas que aprueban el programa no son consideradas en las fiscalizaciones programadas mientras se encuentran adscritas. Todas reciben un diploma y se incorpora su nombre en el sitio web institucional en la lista de empresas acreditadas.   A fines de 2013 finaliza la calificación de otras nuevas 86 empresas, que podrían sumarse a las 393 ya acreditadas.