Imagen del Ministeirio del del trabajo y previsión social

Menú Principal
30 de Julio de 2015

Subsecretario Díaz: “El diálogo social debe ser permanente y sistemático”

El Subsecretario del Trabajo, Francisco Javier Díaz, afirmó que el diálogo social y el tripartismo “es necesario” y que espera que no sea “solo episódico sino que sea permanente y sistemático” en el tiempo, al inaugurar un seminario internacional sobre la materia, organizado por ChileValora.

Con la presencia de los presidentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, y de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alberto Salas, junto al director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para el Cono Sur de América Latina, Fabio Bertranou, entre otras autoridades, el subsecretario Díaz explicó la importancia del diálogo social en materia laboral, que se ha expresado en numerosas iniciativas del Ejecutivo,  como la Ley de Comercio; el acuerdo por el salario mínimo y que hoy mismo la ministra Ximena Rincón constituya una mesa para ver el tema de los trabajadores de la marina mercante.

“El diálogo social es necesario. Ojalá que no sea solo episódico sino que sea permanente  y sistemático”, señaló Díaz, quien destacó que estos son los principios que se enmarcan dentro del derecho laboral y de la OIT.

En ese sentido destacó el trabajo realizado por ChileValora, una de las instituciones más representativas del tripartismo en el país, ya que está compuesto por representantes del Gobierno, de los empleadores y de los trabajadores.

“Ese diálogo tripartito permanente y sistemático es lo que requerimos, no siempre llegaremos a acuerdo, ojalá que la mayoría de la veces sí, pero el diálogo permitirá incluso trabajar aquellos desacuerdos”, dijo la autoridad, quien aprovechó la oportunidad para desearle éxito al recién asumido presidente de ChileValora, Etiel Moraga.

En el seminario también participaron la subsecretaria de Previsión Social, Julia Urquieta, y la Seremi del Trabajo de la Región Metropolitana, María Eugenia Puelma.